sábado, 28 de julio de 2018

Fedora 28. Problemas asociados a sudo (o no?) y otras menudencias

Como ya habíamos mencionado en la entrada anterior, Fedora 28 Workstation Live instala un Linux sin usuario administrador. Eso solo me ha pasado con uno de mis ordenadores, al que cambié el SSD del sistema por necesidades de espacio —esta es otra historia que si tenemos tiempo contaremos algún día— y lo instalé de nuevo desde un Fedora 28 Live. Lo primero que hice tras la sorpresa fue crear un usuario root desde sudo. Sin embargo, esta situación genera un problema; todo lo que realizábamos como root ahora tiene que hacerse desde sudo (configurar cortafuegos, llamar a aplicaciones de sistema...). Pero además me encontré con dos problemas nuevos:
1. Amule tomaba el control de sistema hasta su congelación completa. Este problema se soluciona poniendo emule por wine (véase aquí), pero solo fue necesario una semana, por que era un "bug" de amule que ya ha sido controlado en su última actualización. Pero este era el menor de los problemas...
2. Este segundo problema era doble. Si lanzaba nautilus (ahora denominado "Gnome Files" o Gnome Archivos) tardaba horas en aparecer de forma gráfica, lo que me obligó a instalar Thunar para poder trabajar de forma gráfica. Curiosamente, si lo lanzaba desde root aparecía inmediatamente, pero no debemos trabajar como administrador con nautilus. Pero aún hay más; tanto con nautilus (al día siguiente de haberlo lanzado) o con thunar, al copiar cualquier bloque mayor de 1 GB, cuando llevaba unos segundos copiando, se congelaba el sistema de manera completa, sin respuesta a Alt+F2, Ctrl+Alt+Fx ni a las teclas mágicas REISUB, lo que obligaba a reiniciarlo por las "malas" (y la pérdida de ficheros de los discos duros que se estaban copiando en ese momento). Este segundo problema me ha tenido preocupado hasta esta semana, por que en pleno fin de curso el trabajo aprieta y no podemos arriesgarnos a que una instalación no salga a la primera. Esta situación se ha encontrado en muy pocas ocasiones con diferentes causas:
- Tarjetas Nvidia. No es el caso, por que este ordenador lleva un i7 3770 con HD4000 integrada y nunca he tenido problemas gráficos.
- Errores asociados a Nautilus (véase bug 1208993 o bug 1133477). Parece que nautilus llena la memoria del sistema antes de enviarlo a la copia física al dispositivo destino y el sistema se congela. En algunos de estos casos recomiendan controlar el máximo de memoria que puede ocupar estas "dirty pages" en /etc/sysctl.d/90-override.conf (o el fichero de configuración inicial que use cada uno) mediante
vm.dirty_background_ratio = 5 # Memoria total que se puede llenar hasta copiar en el dispositivo destino
vm.dirty_ratio = 10 # Memoria total que se puede llenar con las "páginas sucias"
En mi caso he intentado superar el problema dando diferentes valores (5-10, 10-20, 20-40... a esta configuración sin resultado (si se quiere mirar algo más sobre esto, mirar aquí).
Ahora que he podido reinstalar el sistema de nuevo, en este caso desde el formato netinst, con root como siempre y sin abrir sudo a nadie, todo funciona correctamente.

Como todo lo demás es igual, ¿quién era el culpable? Así que no nos interesa sudo. Si fuera así instalaríamos Ubuntu, y no es el caso.



viernes, 27 de julio de 2018

Y aquí tenemos a sudo, sin haberlo pedido

Así es; en Fedora 28 Workstation tenemos sudo sí o sí. En Fedora magazine tenemos la noticia. La cosa queda más o menos en "In the end they opted for just always skipping the user and root configuration screens in Anaconda and just configuring a user with sudo rights in Gnome Initial Setup."
Es decir, cuando instalamos de manera limpia la version Fedora 28 Workstation Live no aparece la indicación de palabra de administrador; además, el usuario se configura después. En resumen, vivimos en el mundo de sudo, ni blanco ni negro, gris. Desde mi punto de vista:
1. ¿Para que quiero sudo si puedo ejecutar como administrador lo que necesito?
2. ¿Desde cuando un usuario puede pensar que puede hacerlo todo? De ahí a acabar como Windows diciendo Sí a cualquier tontería falta un paso muy pequeño.
3. ¿Y si sudo trae errores de seguridad en su código? Otro posible agujero de seguridad.
Y lo peor de todo es que si lo instalamos así no existe administrador. Después de años de ejecutar bajo el paraguas del administrador toda modificación del sistema, ahora lo tiene que hacer todo el usuario. Ejemplo, de repente me veo configurando el cortafuegos como usuario; me entró una angustia existencial...
No, no me gusta; lo evitaré todo lo que pueda.


Estoy seguro que con sudo el sandwich es de brocoli.

Mientras tanto, instalación desde formato netinst, con administrador incluido. Además, en mi caso sudo es el principal sospechoso de problemas mucho más importantes. Lo veremos en una próxima entrada.

viernes, 20 de julio de 2018

Linux, ¿amule o emule en WINE?

Sí, si hacemos intercambio de pares, ¿qué instalamos, amule o emule? Ciertamente lo más sencillo es instalar amule; simplemente:

su -c 'dnf install amule'

y listo, siempre que hayamos activado el repositorio RPM Fusion Free. Sin embargo los últimos días del mes de junio a a principios de julio la versión disponible de amule generaba un consumo de memoria y CPU que acababa colapsando el sistema, al menos en Fedora, que era mi caso (la actualización ya disponible ha corregido ese problema). Ademas, amule, al menos en mi caso, tiene otros problemas; en general si tiene actividad de descarga se cuelga en cualquier momento y hay que reiniciarla. Esto requiere para un funcionamiento adecuado que lancemos amule desde un script que se ocupe de detectar la caída de amule y lo vuelva a llamar (véase aquí). Por estas razones decidí probar el funcionamiento de emule. Por supuesto necesitamos tener instalado WINE y podemos directamente a través de él instalar la versión exe de emule (descarga aquí). No se necesita nada más y los ficheros de configuración y almacén son compatibles entre amule y emule (simplemente moverlos entre directorios). En el caso de que no estéis muy a gusto con uno, se puede usar el otro sin problemas.
Y como muestra un botón:




lunes, 18 de junio de 2018

Añadidos necesarios para los nuevos portátiles

En la anterior entrada habíamos hablado de un nuevo portátil. Estos portátiles nuevos, tan ligeros, tan finos, tan... que no llevan ni siquiera un RJ-45 para conectarlo mediante conexión Ethernet a la red local. Al mismo tiempo, como conexión de salida gráfica para una segunda pantalla tiene un micro-HDMI tipo D, lo que obliga a llevar un cable adaptado/adaptador a los cañones con HDMI, e incluso un adaptador para los cañones con VGA. Otro punto débil es que solo se dispone de un USB 2.0, uno 3.1 y un USB C. Si se le pone un ratón con receptor USB, más una unidad USB de datos ya no queda nada libre. La solución fue, en primer lugar, un ratón Bluetooth que no precisara receptor, ya que los portátiles modernos llevan receptor BlueTooth incorporado; en este caso un Logitech MX Anywhere 2S, un magnífico ratón (aun no he tenido que recargarlo),


y en segundo lugar, un HUB USB HooToo. He preferido un HooToo a otras marcas debido a que tengo más productos HooToo y funcionan bien. Este concentrador se comunica con el portátil a través del puerto USB C e incluye un conector Ethernet RJ-45, un HDMI estándar 4K, 3 puertos USB 3.1 y otro USB C, que sirve como alimentador (por si se quiere usar como cargador) y también como conexión de datos. Lo he probado con cañones en HDMI (perfecto), en cañones VGA con adaptador (bien), con discos duros con y sin alimentación (perfecto), así que con un simple HUB más pequeño que un ratón dispones de muchas más posibilidades en el portátil.


Recomendable incluir un HUB en el maletín. Lo del ratón, depende de la habilidad de cada uno con el touchpad. 


miércoles, 13 de junio de 2018

Cambio obligado de portátil

Como ya había comentado, había sustituido el portátil que me ha acompañado en los último 8 años (aunque aun sigue en funcionamiento; no lo hemos jubilado, solo que yo lo he dejado de usar) por un DELL de 17 pulgadas. Siempre he pensado que los portátiles de 17 pulgadas pueden ser muchas cosas, pero no portátiles; simplemente, algo que precisa una carretilla para llevarlo —permítanme ser algo exagerado— no es un verdadero portátil. Y además este peso lleva otros problemas; al terminar una clase y levantar el maletín el peso hizo ceder una de los enganches de sujeción y el maletín cayó dando con la una esquina en el suelo. La caída fue suave, y a simple vista el portátil parecía sin daños, pero solo arrancó una vez, se apagó de golpe y nunca más funcionó. La avería era una pequeña rotura en la esquina de la placa madre; no reparable y coste de cambio de placa superior al valor del propio portátil, teniendo en cuenta que tenía 6 años, teclado americano, 4GB etc... Se recuperó el disco duro sólido nuevo recién instalado y adelante (El Rey ha muerto; viva el Rey).
Primera opción de sustitución; el departamento compra un portátil de prestaciones limitadas que cubran las necesidades docentes; segunda opción, me "regalo" un portátil como siempre he querido tener. A pesar del coste he preferido la segunda opción, un ASUS Zenbook UX430UA GV360T (Core i7 8550U, 16 GB RAM, 512 GB SSD, 14" 1920 x 1080, y solo 1,2kg, no 7 como el DELL).


Por supuesto, le he quitado "cierto" sistema operativo que traía y que se presentaba con un sirviente que hasta llega al insulto, un tal Cortana. Por si había algún problema en la instalación, hice previamente una copia del disco mediante ddrescue (3 horas, una imagen de más de 500 GB) desde una versión "live" de Fedora en un USB y luego instalé Fedora desde esa misma unidad USB. Ha sido la instalación más rápida que he visto en mi vida. Empezamos con la destrucción de las particiones Windows y división del espacio de disco desde anaconda mediante blivet-gui (/boot/efi 1GB, /boot 1MB —llega con 200MB—, swap de 24 GB —1,5 x 16 de la RAM, aunque creo que poner más de 6 no es necesario—, / 130GB y /home el resto); luego, instalación de sistema, y antes de haber escrito las palabras del administrador y usuario ya había acabado. Desde la orden de empezar hasta haber terminado, menos de un minuto. Por si no se lo creen, tenemos pruebas (esta imagen es tras la actualización a Fedora 28, por que la instalación fue con 27):


Funciona muy bien y rápido. Como el disco sólido es de 512 GB me ha permitido por fin sincronizar Dropbox de forma completa en un portátil, ya que hasta ahora, con discos de 240GB, nunca había sido posible. 


Tan contento como niño con zapatos nuevos.

viernes, 8 de junio de 2018

Algunas GNOME Shell Extensions problemáticas

Después de una instalación limpia de Fedora 28, solo disponía de dos fondos de pantalla, así que mientras estaba configurando el sistema, entre las extensiones de GNOME me encontré con NASA APOD Wallpaper Changer. Es interesante, ya que cambia la imagen cada día según la que escoge la propia NASA. Al mismo tiempo instalé otra extensión que me pareció interesante, Extensions, que muestra las extensiones en el panel superior y las puedes configurar directamente. A partir de ese momento empezó a saltar el sistema gráfico y estuve tres días con ese problema, hasta que eliminé las dos. Seguramente solo una es la culpable, pero como las eliminé simultáneamente, no sé cual de ellas es.
Consejo: instalar las menos posibles, y de una en una.

Y, por cierto, el fondo de Fedora 28 no está nada mal.


miércoles, 6 de junio de 2018

Cuando las GPUs y Wayland no se llevan bien

Ruego disculpas por estar tanto tiempo sin hablar de algunas novedades, pero el trabajo aprieta —aunque no ahoga— y el día solo tiene 24 horas. A ver si sacamos algún momento para hablar de algunas novedades, que si las hemos tenido.
Para empezar, hemos encontrado una inestabilidad entre la tarjeta gráfica de mi ordenador de trabajo y Wayland. Como ya habíamos comentado, debido a que el monitor tiene una resolución de 2560x1440 y con la capacidad de proyectar dos entradas simultáneas, la tarjeta gráfica más asequible que cubría esas prestaciones era una nVidia GeForce GT 730.


Pero desde que Wayland ha pasado a ser el gestor gráfico por defecto he tenido que escoger entre trabajar en x11 (gnome clásico) o que el sistema saltara el sistema gráfico varias veces al día sin previo aviso. El uso de gnome clásico ya no es adecuado y no ha quedado más remedio que cambiar la tarjeta gráfica; en resumen, he tenido que buscar la tarjeta más asequible que cumpla las exigencias del monitor, y por supuesto, que no fuera nVidia; en este caso una Radeon RX 560.


Por suerte el distribuidor tenía una con la caja rota y así ha salido más barata (véase foto).
Muchos dirán que si instalara los drivers privativos todo funcionaría; pues no. Lo primero que hice al actualizar a Fedora 28 fue eso y el ordenador no arrancó de manera gráfica nunca más. Aviso para navegantes...
Otros dicen que también se solucionaría con una tarjeta algo más potente, aunque fuera nVidia. No digo yo que no, pero no tenía mucho tiempo para probar. Desde el cambio de GPU todo va como la seda.

miércoles, 4 de abril de 2018

Fedora 28 Beta liberada

Como bien sabéis, ayer se puso a nuestra disposición la versión beta de Fedora 28. En ocasiones, sobre todo si necesito alguna mejora o driver incluido en las versiones nuevas, tengo probado las versiones beta de Fedora, en general sin ningún problema. En estos momentos la densidad de trabajo no permite una prueba incierta, así que lo dejaremos para junio, pero la prueba de las versiones beta ayuda a los usuarios en general para que todo marche bien. El que pueda, ¡qué lo haga!


jueves, 15 de marzo de 2018

Cuando se acaba la batería en el medio de la actualización

Es la primera vez que me pasa algo así. Tengo un portátil que uso en mi trabajo, y como en general dispongo de aulas con equipos fijos, y para que no se vea diferente a los que ven los alumnos —Linux vs. Windows—, rara vez lo uso. Aun así lo suelo llevar como equipo de reserva, por si falla algo. Como tenía la intención de probar todo en todos los sistemas, me puse a actualizar el portátil para luego actualizarlo a Fedora 27 mediante dnf. El problema es que el enchufe libre está al otro lado de la mesa, y mientras estaba trabajando con más equipos, me olvidé de enchufarlo. Debido a su edad, esta batería solo tiene carga para 45 minutos, y entre una cosa y otra en al medio de una actualización de más de 700 paquetes se acabó la batería. Al reiniciar el ordenador —esta vez enchufado—, y ejecutando otra vez el comando de actualización previa al cambio a Fedora 27

su -c 'dnf -y upgrade --refresh'

la respuesta fue múltiples líneas de

el archivo X de la instalación de X-2.3.5-2.fc26.i686 entra en conflicto con el archivo del paquete X-2.3.4-5.fc26.x86_64

Es común que aparezcan estos conflictos  de las versiones 32 y 64 bits, pero por qué al actualizarse. ¿No debieran haber entrado las versiones de 64 bits similares a las anteriores? ¿Es un problema de que no ha dado tiempo a eliminar por que se ha cortado en el medio?
La reparación es la eliminación de la versión i686, pero en este caso hablamos de mas de 200 paquetes duplicados, con lo que habría que repetir un comando más de 200 veces con un resultado final incierto; se acaba antes instalando de nuevo. Los pasos siguientes fueron:

1. Primero intentamos detectar los duplicados y eliminarlos luego en una sola orden:

# dnf repoquery --duplicated
# dnf remove $(dnf repoquery --duplicated)

pero no fue posible por que nos daba un error de salida

Error:
 Problema 1: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo
 Problema 2: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo
 Problema 3: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo

Es decir, no nos dejaba eliminar paquetes protegidos

2. Intentar la eliminación tratando de quitar la protección a esos paquetes, orden con resultado incierto:

# dnf --disableplugin=protected_packages remove $(sudo dnf repoquery --duplicated)

pero nos devolvía el mismo error:
Error:
 Problema 1: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo
 Problema 2: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo
 Problema 3: The operation would result in removing the following protected packages: dnf, kernel-core, sudo

3. Intenté la actualización con las opciones --allowerasing y luego --best

# dnf update --allowerasing
# dnf update --best

pero el comando enseñaba la misma colección de conflictos que upgrade

4. Intento baldío de ejecutar un distro-sync

# dnf distro-sync

por que nos respondía con los mismos conflictos

5. Intento baldío también de volver hacia atrás los ficheros duplicados con downgrade

# dnf downgrade $(dnf repoquery --duplicated)

con respuestas como esta para todos los duplicados

Hay paquetes para LibRaw-0:0.18.5-1.fc26.x86_64, pero no instalados.
Ya está instalada la versión más baja del paquete LibRaw, no se puede revertir.

6. Sustitución mediante rpm de los ficheros duplicados

# rpm -Uvh --replacefiles $(dnf repoquery --duplicated)

y es todos los paquetes aparecía la misma respuesta de error

error: la apertura de PAQUETE-x.fc26.x86_64 falló: No such file or directory

7. Antes de rendirnos a una instalación nueva y limpia de Fedora 27 recurrí a la opción que mostraba software de actualizarse a la versión 27 de manera gráfica. Parecía funcionar:


Pero al reiniciar el ordenador el sistema mostró una pantalla en negro con el cursor del ratón congelado y de ahí no volvió a salir.

Resultado final, instalación limpia de Fedora 27 desde dispositivo USB de 2GB. Esta vez, debido a la antigüedad del ordenador, sin necesidad de UEFI; 1 hora y todo listo.

PD. Y no los 5 días de instalación de un Windows 7 que he tenido desde el jueves de la semana pasada; 2 o 3 horas de instalación, 5 días de actualización. Cuando estaba por el reinicio número 20, y amenazando con 14 actualizaciones más ya le dije al compañero que se lo llevara y que lo acompañara en sus sentimientos.

miércoles, 14 de marzo de 2018

jdownloader, youtube y ffmpeg

Estos días me he encontrado con un "pequeño" problema cargando vídeos de youtube. Empecemos por el principio. Cuando un vídeo de Youtube me interesa o me apetece verlo con más calidad, resulta muy fácil poner la dirección del vídeo en youtube en jdownloader y este programa baja la mejor versión en muy poco tiempo para cuando quieras verla. Realmente nunca me he preocupado como Youtube guarda los vídeos ni nada por el estilo; lo utilizo de vez en cuando como observador y alguna vez, muy pocas, incluyendo algún vídeo con fin didáctico. Por lo que parece youtube guarda los vídeos con diferentes formas de vídeo y sonido por separado, y jdownloader los junta cuando lo utilizamos para bajarlos. Para ello debe utilizar —es una suposición lógica, según lo visto estos días— ffmpeg.
En una actualización jdownloader ha debido instalar plugins propios de ffmpeg que no funcionan, y el programa para en el intento de bajar los ficheros de vídeo y audio y pide una instalación de ffmpeg. Al decirle que sí, la respuesta es que ya está actualizado, y sigue sin bajar los ficheros; círculo infernal sin solución aparente.
La solución es bastante simple. En Opciones, Ajustes Avanzados, buscamos la ruta de ffprobe y ffmpeg. La ruta que estaba antes del arreglo era una ruta interna de jdownloader. Picamos con la derecha del ratón y las volvemos a las anteriores. Listo.


Estuve un montón de tiempo hasta que lo resolví, pero la respuesta directa estaba aquí. La de tiempo que me hubiera podido ahorrar.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Writer y páginas impresas en tamaño inferior al configurado. Solución radical

De alguna manera que no he sido capaz de deducir, Writer, el tratamiento de textos de LibreOffice, empezó a imprimir los documentos en tamaño B5, aproximadamente. Es decir, se veían así:



Como no imprimo mucho, me di cuenta del problema cuando algunas personas a las que les mandé un pdf convertido desde un documento de Writer me dijeron que era algo pequeño. ¿Qué configuración había cambiado?

1. Solo pasaba con Writer, así que no era cosa de la impresora; aun así comprobamos la configuración de la impresora; nada sospechoso.

2. Configuración de las preferencias de LibreOffice en Impresión general y de Writer; nada sospechoso.

3. Configuración del documento del que sale la foto anterior; nada sospechoso.

4. Configuración de la impresión desde Writer; nada sospechoso.

5. Configuración del estilo predeterminado en Writer; nada sospechoso.

Y así hasta el infinito y más allá (¡la de cosas que he visto que ni siquiera sabía que existían! - I've seen things you people wouldn't believe. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to be reconfigured).
Para finalizar seguí la sugerencia de una compañera de trabajo de que pusiera la configuración de LibreOffice de fábrica; simplemente borré el directorio /home/usuario/.config/libreoffice.

Perfecto, como de fábrica.

martes, 27 de febrero de 2018

Diferentes formas de sustituir caracteres por un Intro/Enter. Expresiones regulares

De una columna de usuarios obtenida de Moodle he extraído una lista separada por comas. Como tenía que terminar haciendo una lista de usuarios con una apariencia presentable, había que sustituir la coma por un INTRO. El primer pensamiento fue hacerlo en Writer; en buscar y sustituir tenemos que indicar un grupo de caracteres que signifiquen INTRO. INTRO es un símbolo especial que debe ser representado con un símbolo de escape previo, es decir un "backslash" \, y luego una n; \n representa un INTRO. Simplemente así:


sin olvidar activar las Expresiones regulares o 'RegEx'  (como es considerado \), ya que si no lo sustituiría por \n sin más.

Luego me dije que gedit también lo puede hacer, y sí puede. La forma es en todo similar; buscar y reemplazar, activar Expresión regular y poner de nuevo \n


Y finalmente el amigo hckorootx lo ha perfeccionado para el terminal con el comando sed; aquí el resumen que me ha mandado:
"La sintaxis no es muy complicada:
$ sed 's/texto_original/texto_nuevo/g' -i fichero.txt
donde:
s/ --> comando SUSTITUIR (por defecto, solo se sustituye la primera coincidencia).
/g --> opción del comando s/ que obliga a sustituir todas las coincidencias hasta fin de fichero.
-i --> sobreescritura directa del fichero pasado como argumento."


Así que una pequeña prueba de demostración:



El terminal gana por rapidez, como siempre, con una simple línea así:
sed 's/\,/\n/g' -i prueba.coma.txt

Aquí incluyo una lista de Expresiones regulares que puede ser útil conocer.

jueves, 15 de febrero de 2018

PDF Portfolio de Acrobat. Ningún problema

En los últimos días me han enviado documentación embebida en un portfolio de Acrobat. En un principio parece que nada podemos hacer con el portfolio...


pero es simplemente por que evince por defecto abre el PDF mostrando miniaturas, y lo único que hay que hacer es elegir adjuntos, como en la siguiente captura de pantalla y listo. He ocultado los nombres de los ficheros incluidos por que no son de mi autoría, pero se ve claramente como se pueden ir visualizando todos los documentos y extraer copias, imprimir etc...


No veo la necesidad de incluir esta "función" en Acrobat, salvo generar una "dependencia" en el programa y atar a sus usuarios bajo el anillo que los controla a todos. Aun así, no se evita que lo podamos utilizar con otro software (eviten la tentación de instalar Acrobat) ni supone ningún control sobre el malware que puede entrar en los PDF (u otro tipo de ficheros que se pueden incluir en el portfolio). Eso sí, me ha dejado 2 minutos pensando si era posible manejar los documentos, hasta que me he dado cuenta del problema.

Para que veamos el problema de seguridad, en un portfolio se pueden incluir muchos tipos de ficheros (tomado de aquí)
"...you could assemble all the documents for a specific project, including text documents, email messages, spreadsheets, CAD drawings, and PowerPoint presentations. The original files retain their individual identities, but are still part of the PDF Portfolio file. Each component file can be opened, read, edited, and formatted without affecting the other documents in the PDF Portfolio." Es decir, se puede introducir código malicioso en los PDFs, como sabemos, macros en ficheros de Office, etc... Y aun mejor, manipular el portfolio, editar los ficheros internos y devolverlos con todo el malware que se quiera poner en su interior, o como dice la nueva moda, simplemente unos accesos desde los cuales te inyectan el malware. ¡No me gusta este invento!

domingo, 4 de febrero de 2018

Places Status Indicator y los bloqueos del sistema

Tras la instalación limpia del sistema me ha surgido un problema. Al montar o desmontar los dispositivos USB el sistema gráfico saltaba y había que reiniciar la sesión. Esta caída del sistema suponía también la pérdida del trabajo que no se hubiera guardado. Eso sucede en un Fedora 27 con Wayland, pero simultáneamente, en el ordenador que tengo en X11 había una congelación que duraba unos 5-10 segundos, pero el sistema era capaz de recuperarse. Una simple búsqueda en la red hizo aparecer el culpable, la extensión Places Status Indicator.


Al desactivarla, todos los problemas han desaparecido. Sencillo.

Esta extensión ahorraba algún paso, pero no es imprencindible.

lunes, 29 de enero de 2018

Como evitar el rastreo continuo del sistema por parte del mismo sistema

Uno de los problemas que he tenido cada vez que instalo Fedora desde la versión 26 (ver aquí) es el rastreo continuo de los ficheros del sistema por parte de gnome-documents. Recién instalado como explicamos en la entrada anterior, comenzó un zumbido constante de los discos duros y un retraso de varios segundos después de cada comando ejecutado. Al lanzar un top se veía un consumo elevado (como de costumbre, no he realizado una captura de ventana). He revisado muchas veces como bloquear este consumo tan elevado de recursos en el ordenador, y he visto muchos comandos complejos, pero la forma más sencilla es la indicada en Comentario 6 en esta página de revisión de errores:
"Temporary I disabled Documents search documents in:

Settings > Search > Documents"

y listo. A la primera, por lo menos a mi.



jueves, 25 de enero de 2018

Instalación limpia de Fedora 27 y la obligación de tener /boot/efi

Estas últimas semanas me he enfrentado a dos problemas en mis ordenadores de uso habitual. Uno no tiene una solución fácil; simplemente presenta una incompatibilidad de wayland con la tarjeta gráfica nvidia y/o sus drivers; esta situación me obliga a estar usando gnome clásico (X11), para evitar cierres bruscos del sistema gráfico. Es una solución temporal hasta que nouveau presentre una solución o yo cambie de tarjeta.
El segundo problema era algo más difícil de resolver. Llevo actualizando en mi ordenador principal a través de yum y dnf el sistema, Fedora, ya no me acuerdo desde cuando. Eso ha ido generando un acúmulo de errores de configuración, eliminaciones en las actualizaciones de paquetes por problemas de dependencias y acúmulo de librerías de diferentes escritorios que se traducían en conflictos entre las aplicaciones y cuelgues de nautilus y otros navegadores de ficheros. El control de esta situación me obligaba al control desde top de las aplicaciones, uso de killall casi cada pocos minutos, mucho terminal para evitar en lo posible las acciones gráficas, etc...
La situación pedía una instalación limpia, pero el problema es que Fedora 27 exige la presencia de un /boot/efi en el sistema, aunque cuando el ordenador esté en legacy en la BIOS. Hace unas dos semanas hice el primer intento, pero anaconda (aplicación de instalación de las imágenes de Fedora) no daba por buenas las particiones generadas a través de Blivet-GUI (la manera de manejo de discos y particiones en la instalación de Fedora); la primera vez no reconocía una partición inicial de 1GB como adecuada para /boot/efi; en el segundo intento decidió que 6GB eran pocos para la partición swap. Es decir, nunca podía empezar la instalación. Como soluciones estaban, la primera, la preparación del disco en otro equipo o a través de una versión live en DVD o USB. Esto presenta el inconveniente de que si salía mal estaba sin sistema hasta que encontrara la forma de arreglarlo (o que lo arreglara mi amigo hckorootx, que se había ofrecido a hacerlo).
La segunda solución, mucho más sencilla, era poner un disco nuevo, desconectar los magnéticos, instalar de manera automática por Fedora el sistema en el sólido, y luego manipular mediante Blivet-GUI las particiones, destruyendo home y estirando la partición raíz /, sin tocar /boot/efi ni /boot. Esta idea se aceleró con un correo de Amazon con una oferta temporal del disco SanDisk SDSSDA-240G por 69€ (unos 30E menos del precio habitual en esos momentos). Esta segunda idea tenía varias ventajas:
- Si todo falla, volvemos al disco de antes y el sistema sigue; 30 minutos perdidos.
- Disco nuevo, cuatro veces más grande, lo que no es muy importante, pero me permite meter una swap grande (Fedora pide un porcentaje de swap, que en mi caso es casi de 12GB, el 50% de la RAM).
- Abrimos el ordenador y le pasamos la aspiradora (como veremos después).
Después de esta introducción nos ponemos manos a la obra y comenzamos:

1. Desconectar los discos magnéticos


2. Anclar temporalmente el Sandisk en la conexión SATA del disco Intel anterior (con tanto cable no se ve)


3. Instalación directa de Fedora 27 Live desde un USB, curiosamente SanDisk también



4. El resultado en el disco es el siguiente


Como vemos ha generado una partición Sistema EFI de 200MB (/boot/efi), otra de 1GB para /boot y una unidad lógica con el resto del disco, con tres volumenes (50GB para /, 11,8 para swap y 160 GB para /home). La razón de evitar instalar de esa manera automática con los discos magnéticos es que anaconda los tomaría todos como parte de la unidad lógica, perdiendo seguramente el contenido e impidiendo el uso individual de cada disco.

5. Segunda instalación con los 5 discos y eliminación por Blivet-GUI del volumen lógico.


Aquí viene un problema que he encontrado. La unidad lógica no se pudo desactivar por que alguno de sus sectores estaba activo. Supongo que era la swap, que se activa siempre al encender un dispositivo que la contenga, y eso hizo imposible eliminar la unidad lógica. La solución fue conectar el disco antiguo y recurrir a gparted


y manipular como administrador el dispositivo como si fuera un disco externo. Simplemente se destruyó la unidad lógica, se añadió una partición ext4 de 195GB para / y el resto, alrededor de 27GB para swap. Listo.


6. Instalación con todos los discos, indicando a cada partición lo que es.


7. Mejorar la instalación. Lo de siempre; añadir repositorios, instalación de aplicaciones y paquetes necesarios, abrir las teclas mágicas y aumentar el número de ficheros manejados por el sistema para que no se bloquee Dropbox, etc; todo como ya hemos indicado muchas veces.

8. Cambiar las fijaciones entre discos sólidos y poner el nuevo a trabajar y el otro a la jubilación (habrá que encontrarle dedicación en algún portátil).


LISTO. Ya ha vuelto a ser un ordenador estable y con lo necesario.

PD. Y para terminar, pasarle la aspiradora. Dos fotos que indican como estaba por dentro.


PPDD. Sí, las fotos están algo oscuras. Era de noche; por el día hay que trabajar. La juega queda siempre para la noche

miércoles, 10 de enero de 2018

Toners de cortesía y su duración

El que haya leído alguna de mis entradas sobre las impresoras sabrá lo que opino de las impresoras de tinta y su coste. Como resultado de los problemas que generan hace unos meses decidí pasarme a una herramienta básica, barata, de poco mantenimiento y que cubra mis necesidades reales en casa; en resumen, una impresora láser monocromo multifunción sin conexión alguna. Para ser exactos, una Samsung Xpress SL-M2070.


Imprime, copia y escanea, suficiente para mi, y los que tenemos cierta edad sabemos el coste que suponía en otros tiempos tener una impresora con esas características.
Ahora hablemos de los inconvenientes.
El primero que descubrí es que como no presenta ningún tipo de comunicación, salvo el puerto USB, soy incapaz de lograr que el resto de los ordenadores de casa puedan imprimir en ella. La "culpa" es que al estar en mi ordenador, con Fedora y su cortafuegos, no hay manera de que los ordenadores con Windows lleguen a comunicarse. Probablemente el error es mío por no configurar adecuadamente la compartición de la impresora. Todo se soluciona con PDFs preformateados y compartidos por Dropbox.
El segundo es su lentitud al escanear. Como es natural, no existe lo rápido, bonito y barato, así que acepto que lo lógico es que sea lenta (solo al escanear), bonita y barata. Colateralmente, y por la misma razón, el tercer problema es que no escanea en dos caras, pero eso lo sabía antes de comprarla.
Hoy he descubierto el cuarto problema, el tóner de cortesía que trae. Ya está pidiendo sustitución. He mirado las especificaciones, y es —teóricamente— para 500 páginas. Según la administración de impresión —se llega en el navegador poniendo la url del ordenador dentro de la red local y el puerto de la impresora http://193.168.x.x:631— solo ha imprimido 89 páginas. Como consumibles disponibles hay los MLT-D111S —1000 páginas— y MLT-D111L —1800 páginas—; ambos me parecen pequeños y durarán relativamente poco. Como se puede ver se imprime poco (89 páginas en 4 meses), pero los tóners de cortesia tiene muy poca cortesía.