Aviso de cookies

jueves, 25 de junio de 2015

Cuando las uniones RGB no se "unen" adecuadamente

Hemos tenido un problema diferente a todos los habituales. Teníamos que dar una conferencia; material, un cañón en el techo con un cable RGB habitual hasta la mesa del expositor y portátil del expositor. ¿Dónde está el problema? O bien el cable no es un cable RGB "habitual" o el receptor del portátil tampoco es habitual; o ambas.
Veamos,






1. El conector del portátil, por ser un modelo muy pequeño, está dentro del nivel de la carcasa externa del ordenador, lo que sumado a
2. El cabezal del cable del cañón tiene un remate, tamto por arriba como por abajo, que no entra en el conector del portátil. Está adaptado para fijarse en conectores que salgan hacia afuera.
¿Que solución teníamos?
Lo primero era usar otro ordenador, pero lo más sencillo es encontrar un adaptados macho-hembra lo más corto posible para evitar pérdida de señal. Las soluciones que aparecieron fueron:
Probamos primero un adaptador RGB macho-hembra acodado 90 grados, que no dejaba inclinar la pantalla del portátil más de los 90 grados, por lo que no se veía adecuadamente desde arriba por el conferenciante (era de más calidad, pero no productivo)...


con lo cual usamos dos adaptadores RGB, uno macho-macho y otro hembra-hembra. Probamos la calidad de salida y no se veía pérdida de color ni otras alteraciones, así que lo hicimos funcionar así. Como se puede ver, para que se pudiera conectar al portátil le tuvimos que sacar los tornillos de seguridad al conector macho-macho.


Como es natural, y para evitar pérdida de señal, lo mejor sería tener un adaptador macho-hembra similar a estos, pero no estaba a nuestro alcance, y por lo que parece no suelen ser comunes —yo ya los he utilizado, así que existen—.

Aparcamiento. Cuando el S.O. se bloquea y resulta ser...

...Windows XP. ¿Acaso lo dudaban? Pues sí. Hoy, con toda la prisa imaginable, ya que el aparcamiento era el del Hospital, de repente perdemos 10 minutos en el aparcamiento. Cuando la gente que estaba delante sacó los coches marcha atrás, apreté el botón de comunicación con los encargados y entonces la pantalla en negro se convirtió en un minimonitor en el que arrancaba el sistema... Era ¡Windows XP! en inglés. Y luego se extrañan de que se atasque


viernes, 19 de junio de 2015

Añadir ISOs a una máquina virtual en Fedora

Desde que uso Fedora he utilizado el gestor gráfico de máquinas virtuales diseñado por Red-Hat —virt-manager— y dejé de usar VirtualBox. La razón de que lo use es que se trata de software libre y que no pertenezca a Oracle, no por que sea más fácil de usar, que no lo es. VirtualBox es más fácil, tiene algunas características que virt-manager aun no tiene —o yo no se encontrar— y lo había usado años, sobre todo cuando era dependiente de algunos programas de Windows.

Desde que uso virt-manager, cada vez me es menos necesario acudir a Windows y realmente ya no voy casi nunca. Sin embargo, como ya había señalado, sí tenemos un problema; mejor dicho, dos, que se resumen en uno, COREL. Primero, no podemos abrir las imágenes que tenemos guardadas como CPT (Corel Photo Paint); años de manipulación de imágenes perdidos. Segundo, y este es nuevo, no podemos importar los dibujos vectoriales que habíamos realizado hace muchos años con Corel Draw a través de uniconvertor a Inkscape.



Esto nos ha obligado a recurrir al último Corel Draw que utilizamos, y lo que nos costó encontrarlo, ya que fue Corel Draw 12, del año 2004, y todo el material antiguo ya lo habíamos tirado a reciclar. Por suerte, los materiales originales los guardamos y pudimos disponer de ellos. Y aquí apareció un nuevo problema...

...mis máquinas virtuales son conversiones heredadas de virtualBox y jamás he instalado nada nuevo en ellas. No he puesto a disposición de la máquina una unidad CD-ROM ni directorios compartidos. Sin embargo es muy sencillo y se puede hacer y deshacer en caliente. Lo más fácil es generar un ISO del CD original —en brasero, K3B o terminal, según gustos— y en la configuración de la máquina virtual añadir nuevo hardware (abajo de todo).


En la primera casilla, "storage" o almacenamiento, marcamos en "Elija administrado", localizamos localmente el ISO, y lo configuramos como Dispositivo CDROM.


Aparecerá en el sistema huesped —Windows XP, en este caso— el nuevo "dispositivo", que es el ISO, y ya podemos instalar perfectamente en la máquina virtual.


Sí, es algo básico, pero realmente no lo había necesitado hasta ahora, y probablemente no lo necesite de nuevo, una vez instalado Corel 12.
Descontando estos casos de recuperación de ficheros antiguos de formatos propietarios, las máquinas virtuales las uso para probar diferentes escritorios; de windows solo recurro ocasionalmente a VirtualDubMod y funciona para lo que quiero con wine.

miércoles, 17 de junio de 2015

Escaneando negativos, segundo episodio ...

... y último, espero.
Después de varios intentos poco útiles (1, 2) he logrado un compromiso aceptable entre los diferentes problemas; Describamos esos problemas:

1. El escáner plano que tengo (Canoscan 8000f) presenta tres problemas. El primero es que por más que lo intente, solo me permite capturar las imágenes, sean en película negativa o positiva, a un máximo de 1,7 MPx. El segundo, bastante molesto, solo es compatible con Windows XP 32bits, y no puedo conectarlo a Linux. Tercero, tarda como mínimo 5 minutos en capturar un negativo. Es decir, necesitas una máquina antigua ocupando más de un metro de mesa solo para escanear película en baja calidad.

2. Los diferentes intentos (1, 2) que he realizado para evitar esas limitaciones del Canoscan 8000f no han dado resultados adecuados. Si bien el tiempo de captura es muy corto, ni el Lomography Smartphone scanner ni el SilverCrest Escáner de diapositivas dan un resultado positivo al capturar la película, asociado al bajo coste de los dispositivos.

Debido a estas circunstancias he realizado un último intento; he comprado un Jumbl All in One, que me permite capturar en dos segundos un negativo —o positivo— con 14 MP de resolución y sin tener que conectarme al ordenador, lo que te permite estar haciendo varias cosas al mismo tiempo.

He probado el mismo negativo que en la prueba anterior, con este resultado:


No ha sido retocado y está como salió directamente de la máquina para poder comparar con las pruebas anteriores.

- Se obtiene más resolución pero,
- traduce el color y el grano propios de la película que has usado, como debería ser. Es este caso la película —Kodak Gold 100— no es para tirar cohetes, así que el resultado es una imagen en tonos rojizos —típicos de las películas Kodak— y con mucho grano.

Sin embargo tiene bastantes ventajas:

- Se escanea a alta velocidad; 76 fotos en 45 minutos, y por que hay que colocarlas a mano, por que escanea en 2 segundos
- La calidad/resolución es más alta que lo obtenido hasta ahora. Obtuve una imagen muy buena de una Velvia 50; la calidad se corresponde a la calidad de la película usada (no se puede poner aquí, que es una imagen para una publicación).

Como las alternativas que me quedan son comprar un escáner profesional de película —más de 1000€— o pagar por su escaneo profesional —entre 1 a 1,5€ por unidad—, creo que digitalizaré todos mis "plásticos" de esta manera.



martes, 9 de junio de 2015

Después de todo, merece la pena un SSD

¿Por qué? Por que mi portátil, con sus 5 años y u mes de uso ya no daba más de si. Hace dos meses me había comprado un miniportátil de 11,6 pulgadas de una remesa de reciclados de banco, pero ha acabado en otros usos, así que borré windows 7 del Toshiba Satellite U500-1DD de 13,3 pulgadas. Sin embargo, eso no supuso ninguna mejora, y la actualización a Fedora 22 tampoco. Con gnome era muy lento, así que probé con KDE. El resultado aun fue peor, así que el ordenador necesitaba un dopaje profundo. El único resultado que quedaba era un disco sólido (ssdsc2bw240a401, Intel® SSD 530 Series de 240GB).
La verdad es que el cambio ha sido espectacular. Ahora arranca en pocos segundos (y no minutos), tanto con gnome shell como con plasma 5 y ha parecido como si comprara un ordenador nuevo. Los inconvenientes has sido, por orden
1. El precio, que sigue siendo caro (ha merecido la pena)
2. Pérdida de espacio, ya que paso de 320 a 240GB (para su destino, llega)

Se podría decir que antes debiera haber probado con LXDE, pero como muy sabemos, la apariencia de LXDE es algo "anticuada". A mi no me importa, pero este ordenador lo uso sobre todo para dar clase, y no hace buena propaganda de software libre poner delante de alumnos con tablets de última generación un escritorio que recuerda a Windows 3.1. Y en el fondo siempre intentamos alejar del lado oscuro del software a nuestros oyentes-videntes. 

PD. Como ventaja colateral, ahora tengo otro disco externo de 2,5'

jueves, 4 de junio de 2015

Cuando el minimalismo complica las cosas

¿A qué me refiero? A gnome
La evolución de este escritorio avanza hacia un minimalismo extremo. No está mal y para mi es funcional, productivo y encima me gusta, ya que siempre he pensado que menos es más. Por ejemplo, un escritorio limpio, una localización de aplicaciones sencilla a pocos toques de teclado, menús simples con lo imprescindible, o sin menús, con un simple icono que te lleva a las tres o cuatro cosas que haces habitualmente en un programa. Sin embargo, este escritorio se coloca sobre un Sistema Operativo que no es Windows. Es decir, cuando hacemos algo que afecta al sistema, no llega con decir Sí en una ventana tonta y listo. Este sistema requiere de el administrador diga Sí. Eso, que parece incómodo, es lo que permite que con un cortafuegos bien configurado no tengamos que usar antivirus y estemos menos preocupados. El inconveniente llega cuando tienes que hacer alguna de las cosas que solo se hacen muy de cuando en cuando. Puede pasar que no sepas donde encontrarla, y como ejemplo muchas de las configuraciones de nautilus, a las que hay que llegar a través de dconf-editor y buscar penosamente en su interior, o llegando a ellas no puedes ejecutarla por que entras como usuario y solo el administrador puede. La respuesta es "presiona el botón de desbloquear"


y en ocasiones la respuesta es "...si lo hubiera".


En este caso tuve la necesidad de cambiar la palabra clave de entrada en una WIFI que ya tenía memorizada mi portátil. Accedí a configuración, Red...

y no había botón de desbloquear ni el botón de aplicar estaba activo.


Por supuesto, hay gente con mucho conocimiento que conocerán el comando que cambia la palabra clave de una conexión WIFI, pero yo no, y pensé que lo más cómodo era entrar en la configuración gráfica como administrador pero, ¿cuál es el comando que llama a la configuración? Tanto minimalismo y el continuo cambio del nombre de las aplicaciones de siempre (ejemplo claro, palimpsest, y otros similares) lleva a que no lo sepamos, ya que tenemos un icono con mover el ratón y no usamos el comando.
Para los curiosos, el comando es gnome-control-center, así que simplemente

su -c gnome-control-center
   passwd

y ya podemos aplicar los cambios.


Así que, si bien aprecio el minimalismo y la sencillez, a veces nos complican un poco la vida.

Por supuesto, para aquellos que tengan miedo al terminal, nos queda la opción de Impresoras. Esta ventana mantiene el botón de desbloquear; vamos a Configuración, Impresoras...


activamos el botón de Desbloquear (con su palabra de identificación de administrador)



nos volvemos para atrás (flecha de la esquina izquierda superior) y ya está activo la tecla de Aplicar en la configuración de red


Esta situación se ha dado en un portatil, con Fedora 21 con gnome como escritorio, en la preparación para la actualización a Fedora 22 a través de Wifi. Cuando pueda actualizar, a ver como queda en Fedora 22, ya que hasta ahora todo lo que tengo en Fedora 22 son sobremesas cableados.

martes, 2 de junio de 2015

Clonando discos sin bloquear el sistema

Hace un tiempo compré una "dock station" TOOQ TQDS-802B.
La primera cuestión podría ser qué es una "dock station". Las diferentes traducciones —base de conexión, estación base, replicador de puertos, estación de conexión, estación de acoplamiento...— no nos aclara nada de que se trata, sobre todo por que las traducciones se dirigen, sobre todo, a las bases de protátiles, y no es así en este caso. La estación de docking —la peor semi-traducción en españinglis— TQDS-802B


es simplemente una caja que permite conectar dos discos duros de 3,5 o 2,5 pulgadas al ordenador, mediante USB3 e incluso con un puerto USB2 añadido para conectar otra unidad más. En si mismo esto no nos trae nada nuevo pero...

... esta caja permite clonar dos discos sin necesidad de estar unidas a un ordenador. Y esta es la gran ventaja. Cuando duplicamos discos unidos externa o internamente al ordenador el bus del sistema se colapsa y enlentece o anula muchas otras acciones. Si además las unidades a clonar son de 4TB o más, tenemos un equipo prácticamente anulado más de 12 horas, eso en el mejor de los casos.
Y este ha sido el caso; tras varios meses de tenerla en una caja, muerta de risa, la estrené clonando un disco de 4 TB WD Caviar Green a una unidad NAS Red de 4TB también. Enchufada y en el suelo dí la orden —apretar un botón— y a la mañana siguiente ya estaba clonado. Avisa, mediante el parpadeo de colores en que porcentaje va, pero no estaba allí para mirarlo.

Además, permite también hacer una copia de seguridad de sistema —previamente definida—, pero solo para Windows y en particiones FAT y NTFS, así que a mi no me preocupa gran cosa, ya que con rsync lo tenemos todo solucionado.

Por supuesto, supongo que servirá para otras cosas, como cualquier caja con conexión, pero eso nos lleva a la segunda cuestión, ¿por qué y cómo me la compré? Simplemente, un día vi una en mi tienda habitual y me pareció muy interesante tener la posibilidad de clonar discos sin colapsar el sistema, y por fin le he sacado provecho.

ALTAMENTE RECOMENDABLE.

Solo queda una cuestión, he clonado un disco en NTFS. Tendré que probar el clonado de un disco en ext4. Peso eso será otra entrada.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Actualización a Fedora 22: fedup

Como había dicho ayer, he actualizado mis ordenadores principales mediante fedup.



Más rápido, más productivo, menos tiempo perdido. Para actualizar mi ordenador de trabajo utilicé las técnicas que ya había utilizado en las versiones anteriores. Sin embargo, como ya habíamos indicado, la mayor parte de los comandos, si el sistema está actualizado, no son necesarios, así que el ordenador de casa, que además es el más potente, decidí actualizarlo de una forma mucho más sencilla. En primer lugar actualicé Fedora 21:

su -c 'dnf -y update'


luego instale fedup

su -c 'dnf install fedup'


y finalmente di la orden de actualización

su -


fedup --network 22

Listo. Descargó 2526 paquetes, con algo más de 2GB. En algún caso no encontraba paquetes similares a los buscados y generó algunos errores, pero la actualización funcionó adecuadamente. Ese ordenador estaba con KDE, y la nueva apariencia de ese escritorio no me gustó, así que instalé inmediatamente gnome y algunos añadidos imprescindibles

su -c 'dnf groupinstall gnome'

su -c 'dnf install gnome-shell-extension-common dconf-editor gnome-tweak-tool'

Como me pasa siempre con gnome en ese ordenador, nautilus se congelaba. Esta vez guardé los errores, en concreto

(nautilus:3226): Gtk-WARNING **: Failed to register client: GDBus.Error:org.gnome.SessionManager.AlreadyRegistered: Unable to register client
Initializing nautilus-dropbox 2.10.0

que por lo visto es un bug conocido.

La solución, después de bucear por la red (aquí), fue la eliminación completa de nautilus

su -c 'killall nautilus'

su -c 'dnf remove --purge nautilus'

y su instalación de nuevo

su -c 'dnf install nautilus'

Funciona. Por cierto, un nautilus más minimalista que nunca. Por tener, ya no tiene ni opciones y hay que buscarlas en dconf-editor


Luego solo hizo falta actualizar las extensiones de gnome en el navegador y activarlas en las tweak-tools y listo. En una hora los equipos trabajando.

lunes, 25 de mayo de 2015

viernes, 8 de mayo de 2015

Excel y la lectura de ficheros ods

Hagamos un repaso de un problema que he tenido. Desde el año 2007 he cambiado todo el software que utilizo a software libre, tanto en mis ordenadores personales como en los de trabajo. Debido a ese cambio, desde el año 2007 no uso MSOffice —y en estos momentos ningún software comercial—.
Ese proceder lo he aplicado a la docencia, donde si bien los ordenadores utilizan Windows como SO, el software que propongo para enseñar es también GPL —Calc de LibreOffice y R como paquete estadístico—.
A pesar de ofrecer estas opciones, un número bastante alto de alumnos prefieren usar Excel, que también está disponible en los ordenadores.
Por razones que no vamos a explicar ahora, el sistema que utilizo para introducir los datos en R desde una hoja de cálculo es la transformación de la parte necesaria en un fichero de texto plano tabulado. De hecho, llevo décadas haciendo así la estadística, ya que un fichero de texto plano tabulado puede ser leído por todos los paquetes estadísticos que conozco.
Si nos fijamos en Calc, la única función que nos permite Calc para grabar datos en un fichero de texto es csv.


Como su propio nombre indica, las columnas de datos se separan mediante una coma (csv = "comma-separated value"), lo que para los que no somos anglosajores es un problema, ya que nuestros números separan los decimales por comas. Editando los filtros, podemos generar en Calc un csv con separador tabulador (/t)


Y este es el formato que uso para cualquier tipo de programa estadístico, y en concreto en R se lee directamente mediante la función read.delim2('fichero'). Sin embargo, el otro día, ya que tantas personas estaban trabajando con Excel intenté la transformación a texto tabulado con ese programa. En Excel hay más posibilidades, pero son directas sin selección de filtros; podemos elegir directamente la de fichero de texto por tabuladores


El resultado, sin embargo, ha sido un fichero de tamaño muy alto —4,1MB frente a los 4,9kb que resulta su transformación en Calc— y, además, vacío


Al introducir unos datos a mano


y transformarlos de la misma manera sí se guardan bien y R los lee correctamente, tanto con Excel 2007 como 2010


Ya que el error se había dado en Excel 2010, intenté lo mismo en 2007 (en este caso bajo wine-Play on Linux), siendo ambas versiones legales. El resultado fue también grande (240kb) y captando muchas más columnas que las que realmente existían


En resumen, debido a que los errores aparecen al transformar ficheros cuyo origen es un "open document spreadsheet" ods, el problema probalemente esté en que la lectura del formato ods por parte de excel no es correcta, y aun peor en la versión 2010 que en la 2007 —no he podido probar la 2013, ya que no dispongo de ella—.