Aviso de cookies

viernes, 8 de mayo de 2015

Excel y la lectura de ficheros ods

Hagamos un repaso de un problema que he tenido. Desde el año 2007 he cambiado todo el software que utilizo a software libre, tanto en mis ordenadores personales como en los de trabajo. Debido a ese cambio, desde el año 2007 no uso MSOffice —y en estos momentos ningún software comercial—.
Ese proceder lo he aplicado a la docencia, donde si bien los ordenadores utilizan Windows como SO, el software que propongo para enseñar es también GPL —Calc de LibreOffice y R como paquete estadístico—.
A pesar de ofrecer estas opciones, un número bastante alto de alumnos prefieren usar Excel, que también está disponible en los ordenadores.
Por razones que no vamos a explicar ahora, el sistema que utilizo para introducir los datos en R desde una hoja de cálculo es la transformación de la parte necesaria en un fichero de texto plano tabulado. De hecho, llevo décadas haciendo así la estadística, ya que un fichero de texto plano tabulado puede ser leído por todos los paquetes estadísticos que conozco.
Si nos fijamos en Calc, la única función que nos permite Calc para grabar datos en un fichero de texto es csv.


Como su propio nombre indica, las columnas de datos se separan mediante una coma (csv = "comma-separated value"), lo que para los que no somos anglosajores es un problema, ya que nuestros números separan los decimales por comas. Editando los filtros, podemos generar en Calc un csv con separador tabulador (/t)


Y este es el formato que uso para cualquier tipo de programa estadístico, y en concreto en R se lee directamente mediante la función read.delim2('fichero'). Sin embargo, el otro día, ya que tantas personas estaban trabajando con Excel intenté la transformación a texto tabulado con ese programa. En Excel hay más posibilidades, pero son directas sin selección de filtros; podemos elegir directamente la de fichero de texto por tabuladores


El resultado, sin embargo, ha sido un fichero de tamaño muy alto —4,1MB frente a los 4,9kb que resulta su transformación en Calc— y, además, vacío


Al introducir unos datos a mano


y transformarlos de la misma manera sí se guardan bien y R los lee correctamente, tanto con Excel 2007 como 2010


Ya que el error se había dado en Excel 2010, intenté lo mismo en 2007 (en este caso bajo wine-Play on Linux), siendo ambas versiones legales. El resultado fue también grande (240kb) y captando muchas más columnas que las que realmente existían


En resumen, debido a que los errores aparecen al transformar ficheros cuyo origen es un "open document spreadsheet" ods, el problema probalemente esté en que la lectura del formato ods por parte de excel no es correcta, y aun peor en la versión 2010 que en la 2007 —no he podido probar la 2013, ya que no dispongo de ella—.


jueves, 7 de mayo de 2015

Semana de reparaciones


En primer lugar, un cargador. El cliente sufridor se acerca a la tienda de su móvil y dice que el cargador no carga. Solución de la tienda, aquí tiene uno nuevo. A lo largo de todos estos años de móviles, desde mi primer Nokia 5110 —descatalogado el año 2001, así que ya llovió— hasta el actual JAMÁS se me ha estropeado un cargador. Se puede romper o cortar el cable, pero el cargador, que es una pieza sin movimiento no suele estropearse. Como se puede ver, éste es un cargador con cable separado, así que aun es más difícil que se estropee. Lo solución, mucho más sencilla y barata, usar otro cable. Le di uno y, curiosamente, al día siguiente encontré otro Samsung tirado en la calle completamente funcional, así que el coste ha sido cero.

La segunda reparación ha sido de nuevo el fallo en una Nexus 7 —la misma que aquí— y el temido mensaje "Se ha detenido el proceso com.google.process.gapps". En este caso, la solución anterior,
Ajustes, Aplicaciones, pestaña "Todas" y deshabilitar y volver a habilitar "Administración de descargar" o "Descargas" no ha servido para nada.

La primera solución fue la actualización a Android 5.1, que estaba pendiente de realizarse, pero eso tampoco corrigió el problema. Finalmente, solo la restauración de datos de fábrica ha recuperado la funcionalidad del dispositivo. A pesar de restaurar las copias de seguridad, muchas cosas se han perdido, pero al menos la tablet puede utilizarse de forma normal.

lunes, 27 de abril de 2015

Cuando la máscara gráfica nos engaña...

, siempre nos queda el terminal.
¿A que me refiero? Muy simple. Tengo una impresora Canon  i-Sensys MF6140dn. Es capaz de escanear a doble cara y guardar en diferentes formatos los resultados. El problema fundamental es que no consigo que se comunique con mi ordenador. Controlo la máquina, la administro desde Linux, puedo bloquear usuarios, pero no se comunica como impresora, escáner o fax a mi equipo —o al menos aun no he sido capaz de lograrlo—; como solución escaneo y guardo los resultados en dispositivos USB. Curiosamente el otro día escaneé uno documento una primera vez y no fui capaz de verlo en Nautilus; creyendo que no se había guardado o que en una extracción rápida a lo mejor se había corrompido —solo admite dispositivos FAT32— lo volví a escanear, y seguía sin salir. Sin embargo, s epodía ver como iba guardando como scan0001, scan0002... hasta 0005; es decir, tenía los documentos de 0000 a 0005, lo que eran solo copias del mismo trabajo de escaneo. Al observarlo en el terminal, aparecían todos los ficheros ocultos a nautilus, y al copiarlos en un directorio, ya aparecían también de forma gráfica.
En resumen, no te fíes de la apariencia gráfica, que no siempre es verdadera, sobre todo en unidades USB que se montan y desmontan de forma seguida o CDs que extraes y pones otro a continuación. Las máscaras gráficas parecen mantener en memoria un aspecto gráfico que no se corresponde al dispositivo.


jueves, 16 de abril de 2015

Cuando usamos aun las tecnologías antiguas

En algunos momentos, cuando algunas tecnologías modernas fallan, aun tenemos las antiguas.


Por poco tiempo, que solo me quedan dos y ya los tuve que encargar a los EE.UU., y ni siquiera estaba disponible el famoso Velvia 50. Más aun, ya es difícil encontrar un laboratorio que revele carretes de diapositivas.

martes, 24 de marzo de 2015

WDTV no lee dispositivos externos. ¿Es hora de tirarlo? Quizás no

Este fin de semana descubrí que mi antiquísimo WDTV (ya tiene 4 años y medio), no leía los dispositivos externos.
 Como ya he señalado en alguna entrada, es una unidad obsoleta sin cambio de firmware desde 2011. Sin embargo, cubría mis necesidades para un monitor que uso como televisión, siempre que no utilice unidades de más de 2TB y que tengan formato NTFS. Por supuesto, las unidades multimedia son baratas, pero donde lo uso no hay conexión a Internet y me parece más adecuado mantener un dispositivo mientras funcione. Es decir, decidí arreglarlo, si era posible.
Como es natural, lo primero que hice fue cambiarle todo el cableado (alimentador y cables HDMI) y probé con diferentes dispositivos externos, tanto discos magnéticos como unidades USB. Nada de todo esto sirvió.


El segundo paso fue reconfigurarlo al formato de fábrica, con el mismo resultado nulo.
Cuando ya estaba dispuesto a despiezarlo y ver si era capaz de encontrar anguna soldadura rota en el puesto USB o lo que fuera, recordé la herramienta fundamental, el clip. Así que busqué si el WDTV tenía un sistema de reseteo, y SÍ!!


Después de 15 segundos de reseteo y volver a conectar, detecta los dispositivos y lee casi todos los formatos.


¿Qué sería de nosotros sin nuestro clip? Que aguante otros 5 años.

lunes, 23 de marzo de 2015

Windows y versión estable



Por razones docentes, en ocasiones no me queda más remedio que trabajar con ordenadores con Windows. Al mismo tiempo como usuario no uso ningún software privativo, ni tampoco la MS Office. Por esa razón el otro día descargué una versión de la LibreOffice, para que mis presentaciones se alteraran lo menos posible. Mi sorpresa fue que al descargar la versión msi de LibreOffice pude escoger entre la 4.3.6, denominada estable, y la 4.4.x —no me acuerdo si era 4.4.0 o 4.4.1—. Como usuario de Linux hace mucho tiempo que no me enfrentaba a este problema. Primero, bajar un software, ya que normalmente, salvo casos muy esporádicos, nos servimos de los repositorios. Segundo, decidir si estable o no, ya que los propios encargados de los repositorios —y según que repositorio, "stable" o "test"— nos ofrecen la versión más adecuada para la versión de distribución que usamos. No está de más de vez en cuando volver al lado oscuro, más que nada para ver que mal vivíamos.

jueves, 19 de marzo de 2015

Android: se ha detenido el proceso...


Ayer me dieron una Nexus 7 2013 con es famosísimo mensaje de com.google.process.gapps. El usuario, desesperado, no era capaz de hacer nada con el dispositivo. Este error es muy conocido y si se hace una búsqueda en google aparecen más de 200 páginas con el SOS (o más, pero no he querido profundizar). Vamos a incorporar un árbol más sobre el bosque.

En primer lugar, quise indagar sobre las últimas aplicaciones que se habían instalado, pero el usuario no estaba seguro cuál de los juegos instalados era el último. Si lo supiéramos, podríamos, con mucha paciencia, debido a la continua interrupción del mensaje de

... se ha detenido el proceso... Aceptar o Informar

Por lo tanto acudimos a otras recomendaciones muy frecuentes, que es llegar (con misma paciencia que antes) a Ajustes, Aplicaciones, pestaña "Todas" y deshabilitar y volver a habilitar "Administración de descargar" o "Descargas".

En nuestro caso la acción sobre "Administración de descargas" no tuvo ningún efecto, pero deshabilitar "Descargas" y volverla a habilitar sí solucionó el problema. Solo hace falta algo de paciencia y aceptar "Se ha detenido el proceso..." unas cuantas veces (docenas de veces).

miércoles, 4 de marzo de 2015

... y de Sandisk Sansa a LG G3

¿A que me refiero? A esto. Es decir, no hace tanto, aun no han pasado 2 años, cambié mi vetusto MP3 Creative por un Sandisk Sansa


y esta semana lo he abandonado —fue bonito mientras duró— y lo he cambiado por el LG G3 que uso de teléfono.


¿Por qué? Por varias razones:
- No llevar más dispositivos de los necesarios, por el bien de los bolsillos
- La batería del Sansa precisa ya una recarga "demasiado" frecuente y no llevo encima el adaptador para poder usar el cargador estándar del smartphone


- Mi nuevo LG G3 —al revés que mi antiguo Nexus 4— tiene mayor capacidad de almacenamiento, ya que permite una MicroSD, que me permite ponerle archivos de música
- Realmente solo uso la radio y no preciso almacenar mucha música
- Suena mejor (incluso sin cascos)
- De vez en cuando no está de más modernizarse
y muchas más...

PD. ¿Qué aún no había dicho nada del LG G3? No tenemos tiempo para nada


jueves, 26 de febrero de 2015

Formato de imágenes para impresoras de sublimación

o al menos para el modelo del que yo dispongo, una Canon Selphy CP740


La historia comenzó así. De repente necesitaba imprimir dos imágenes en color; en general uso una HP8000, pero la tengo en reparación, así que solo disponía de la Selphy CP740, que es una impresora de sublimación que solo uso cuando alguien me pide una copia en papel "a la antigua" de una foto. Después de modificar las fotos hasta lograr el efecto requerido, intenté imprimir y...

no detectaba las imágenes (la impresora la uso directamente por tarjeta SD sin conexión al ordenador). Empecé a cambiar el formato de las unidades flash (SD y lápices USB), hasta que utilicé directamente la de la cámara y me dí cuenta de que las fotos originales sí eran visibles y las JPG comprimidas en Gimp no.
Comprobé los diferentes formatos de compresión a jpg y las opciones avanzadas que ofrece Gimp


y tras diferentes intentos quedó claro que la compresión en jpg en Gipm para ser interpretada por la Selphy CP740 debe llevar desactivado la función de progresivo, tal como aparece en la siguiente imágen


Solucionado el problema.




miércoles, 25 de febrero de 2015

unrar para Linux y los ficheros de recuperación

Con el ordenador instalado de cero, lo primero que descubres es que te faltan herramientas que vas añadiendo cuando te hacen falta. Una de ellas fue rar. Como es natural, rar no existe en los repositorios de Fedora, y hay que recurrir a buscar un paquete en rpm find mirror o en algún otro sitio.
¿Por qué usabamos rar? La razón está en los ficheros de recuperación del compresor rar. Hasta ahora utilizaba un compresor rar en terminal, instalado desde paquetes rpm. Otra opción es conseguir el paquete en código fuente en rarlab, en la parte de extras; el problema es el posible infierno de dependencias que podemos encontrar —no lo sé; nunca lo he intentado—. Sin embargo, en los repositorios rpm fusion disponemos de software que Fedora no pone a nuestra disposición en los repositorios oficiales. Entre ese software disponemos de unrar; hasta ahora había pensado que no permitía recuperar desde ficheros de recuperación —es más, estoy seguro de haberlo probado en el pasado y no funcionaba—. Pues estos días, al necesitar recuperar una parte de un fichero multimedia, y antes de instalar rar, intenté una recuperación con unrar

unrar e 'fichero.part01.rar'

y funcionó. Además, la versión de unrar incluido en los repositorios rpm fusion es 5.21, incluyendo las características nuevas de la versión 5.

En resumen, salvo que quieras comprimir en rar, si tu único interés es descomprimir ficheros rar y recuperar paquetes perdidos o dañados utilizando los rev, con el unrar para Linux es suficiente.