sábado, 13 de febrero de 2021

Fedora 33, kernel 5.10.x y los navegadores parpadeando. Algunas soluciones

ACTUALIZACIÓN: No solo desde los navegadores. Parpadea por ejemplo usando VLC; y cuando empieza el parpadeo, tiembla muchacho, que se acerca la congelación gráfica... Esperando solución en el kernel 5.11

Desde hace unas semanas, como de costumbre por no anotar, no sé cuantas, Firefox parpadea al navegar (en inglés, según domde miremos, flickering o blinking).

 

Si solo fuera eso, pues solo sería una pequeña molestia, pero en ocasiones bloquea completamente wayland y no se puede trabajar, de tal manera que cuando tenía algo importante ejecutándose, activaba un segundo escritorio (Ctrl+Alt+F3 a F7, ya que el activo suele estar en F2) y hacer otras cosas en el segundo escritorio mientras el anterior, sis sistema gráfico, continuaba su trabajo (copia de ficheros, codificación de vídeo...) y cuando creía que todos estaba terminado, iba cerrando el sistema y reiniciaba. Y yo que casi me había olvidado del REISUB 

¿Qué he intentado hacer?

1. Lo primero fue culpar a Firefox, y encontré que la búsqueda de proxy provocaba este problema. Lo reconfiguré sin búsqueda de proxy, y todo seguía igual. No se debía a eso.

2. Empece a quitar extensiones de Firefox, hasta que llegué a las que no puedo eliminar por que sería difícil para mi navegar sin ellas. Todo igual (de mal).

3. Me pasé a Chrome. El problema fue que en la segunda entrada en Chrome me bloqueó completamente el sistema. Es decir, no es solo cosa de Firefox.

4. Culpé a Youtube, por que me pasaba fundamentalmente al estas activando un vídeo en youtube (suelo poner vídeos de guitara clásica y los escucho mientras trabajo), pero me paso simplemente conectando Firefox o Chrome antes de llegar a ningún vídeo, así que no se debe solo a youtube o a los vídeos por internet.

5. Culpé a los cambios que había realizado en el ordenador, como añadir un sexto disco duro, así que redistribuí las cosas y eliminé ese sexto disco y lo deje como antes, pero todo sigue igual de mal. No era por el sexto disco.

6. Culpé a la BIOS, que había estado trasteando en ella. Volví a un estado estandar, pero nada ha ido a mejor. No era por la BIOS.

7. Culpé a Wayland, y me pase a x11. Lo mismo, así que no es cosa de Wayland.

8. Solo me queda como culpable el kernel 5.10.x. He leído en alguna página que el uso del kernel 5.11 experimental evita este parpadeo. Esperemos que sea así.

¿Y mientras, que podemos hacer? En estos momentos he encontrado dos soluciones:

1. Arrancar en terminal mediante firefox -safe-mode, y no parpadea. Obviamente navegas con un navegador pelado sin ninguno de los asistentes a los que estamos acostumbrados. Esto nos indica que realmente es alguna extensión (¿cuál y que relación tiene con el kernel 5.10? ¿es realmente así?). He sacado todas las relativas a flash, java, imágenes y me queda solo complementos de trabajo, gnome, amazon y adblock)

2. Siguiendo los consejos de hckorootx instalé Firefox para Linux (aquí). Obtenemos un firefox en tar comprimido (en mi caso es la versión firefox-85.0.2.tar.bz2). La descomprimimos (tar -xjvf firefox-85.0.2.tar.bz2). Lo arrancamos desde terminal (./firefox) y todo va bien, hasta que sincronizamos con el firefox de siempre, ya que carga las extensiones y todo lo demás. Es decir, nos permite, frente al arranque en modo seguro, añadir cosas, pero cuidado, son esas cosas las que están generando el problema.

Opciones:

1. Eliminar todos los complementos. Sencillo bien mediante firefox -safe-mode (Solución 1) o instalar esta versión que queda en un directorio (Solución 2) y no sincronizar.

2. Probar brave como navegador. De hecho, lo tengo instalado, pero nunca lo he usado por que llevo muchos años con Firefox y no es fácil para mi cambiar a otro navegador; tiene el él muchos años de historia (desde la desaparición de netscape).

3. Pasarse a Debian (Ubuntu está fuera de mis espectativas; de pasarme al lado oscuro me voy directamente a Windows y no a un advenedizo aspirante). Penúltimo recurso. El último es por supuesto Windows.

Veremos...


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario