lunes, 7 de enero de 2013

De vuelta

No solo yo, sino que también vuelve mi ordenador principal. En principio era sencillo; se sustituía la placa madre Intel DZ77BH-55K


por una idéntica y listo, pero la primera que llegó no funcionaba. La segunda sí, pero el ordenador solo leía los primeros discos y la grabadora, pero decía que los otros no estaban instalados. Primero estuve configurando la BIOS, pero la causa no era esa. Luego empecé a cambiar la localización de los cables SATA, y ese era el problema. La caja dispone de una ventana de entrada en caliente de los discos -hasta 4- más el SSD -30GB- que tengo instalado aparte. El sólido, que lleva el sistema, está en el primer puerto SATA. El disco que actúa como home -Caviar Black 1,5TB- ocupa el segundo puerto. Tanto el primero como el segundo son 6.0 Gb/s. El tercer puerto y el cuarto -3.0 Gb/s- tenían conectados la grabadora y la entrada vacía de las disponibles en la caja. El quinto y el sexto puertos -6.0 Gb/s- los dedicaba a los otros dos discos duros -1TB y 3TB- de almacenamiento.
El problema es que la placa no leía como instalados los discos colocados después del puerto vacío, no sé por que. Así que he tenido que poner los discos en conexiones 3.0 Gb/s y dejar el último para la entrada vacía, donde pongo un disco para hacer las copias de seguridad externas. Esto me ha hecho perder varios días de pruebas en los ratos libres. Ahora ya está todo listo para un nuevo año.
La segunda noticia que quería comentar es el retraso de otra semana en el lanzamiento de Fedora 18. La cuenta regresiva a la derecha me lo recuerda constantemente. Es solo un pequeño fastidio, ya que así nos llegará en un momento de mucha concentración de trabajo, pero por lo demás, seguramente nos dará más estabilidad. Por suerte podemos compensarlo por el aviso de que va a salir este año una nueva versión de R. En abril tendremos la versión 3.0.
En un momento libre que tenga subiré las noticias de la Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario