Aviso de cookies

jueves, 29 de julio de 2010

Problemas con JDownloader y Open Java

El uso de JDownloader había siempre exigido la instalación de Java oficial pero desde que instalé Ubuntu 10.04, la versión abierta de Java me ha servido para usar JDownloader sin problema. Sin embargo, después de la última actualización, que incluyó kernel y Java, JDownloader me desparece de forma aleatoria; a veces está unas horas hasta "desaparecer" misteriosamente, y luego solo unos minutos. Tengo varios problemas que agravan la situación; primero, nunca desaparece en mi presencia, así que no sé si hay avisos previos o algo así; segundo, soy muy vago y no tengo ni tiempo ni ganas de revisar los logs y no he revisado la red para ver si a alguién le ha pasado lo mismo; tercero, no tengo tampoco ganas de instalar Java oficial (me empieza a sonar muy mal esa palabra). En resumen, seguiremos viendo, mejor decir no viendo la desaparición aleatoria de JDownloader (o no, por que a las 8:30 de la mañana de hoy llevaba más de 12 horas sin "fugarse").

martes, 27 de julio de 2010

Hacha o cat, segunda parte. Una mala memoria

Ayer me encontré con un pequeño "problema". Al bajar unos ficheros resulta que llegan como fichero.avi.1, fichero.avi.2 hasta cuatro y por lo visto tenía que unirlos con hacha. Conservo de aquellos tiempos remotos de windows un Hacha, pero al intentar usarlo a través de Wine de cuelga en el primer fichero y no responde. Ante las dudas pedí rápidamente el comodín del público (Google) donde unos mencionan Halle, el hacha de Linux; otros Hoz, el hacha de Linux. Ante tanta duda alguien nos recordó la maravilla de split/cat, y así, directamente con cat pudimos unir tales ficheros, como ya sabíamos, o debíamos saber. Como se ve perfectamente en VCL, deben haber sido partidos por Hacha v1.x, pero esto nos dice que, en general, Linux por si mismo tiene soluciones para casi todo; lo malo es que no siempre nos acordamos.

lunes, 26 de julio de 2010

Novedades poco tecnológicas, 2º episodio (solo un poco)

Pues sí, tenemos nuevas aventuras playeras. El verano lleva a estas "variaciones", que además según nuestro estimado FJ sirve para romper la rutina (véase entrada anterior). Bien. como gran sorpresa a mi edad, he construido un castillo de arena. Para compensar estos saltos al pasado, también he estrenado mi nueva cámara Lumix DMC TZ-10. Como ya dije en alguna entrada (creo, y si no lo digo ahora) tengo una Lumix TZ-3 que es una maravilla. Con ella por ejemplo fotografíé el album que inclui en esta entrada. Estaba muy contento de ella (7MP -más que suficiente-, 10x óptico -28-280 expresándonos en 35mm-, lentes Leica y MegaOIS, lo que permite sacar enfocadas imágenes que sin estabilizador es muy difícil). La única razón para cambiar a otra era que tuviera GPS. Y así es, la TZ-10 tiene GPS. La he probado y es más cómoda de usar, algo más estrecha, 12x óptico (25-300), con más gran angular y algo más de tele. Graba vídeos de más resolución (1080i) en estéreo y puedo usar el zoom mientras grabo vídeo, cosa que en la anterior no podía. Tiene un PowerOIS que dicen que mejora la estabilidad al sacar las fotos. El GPS tanda un poco en posicionarse, pero luego mete datos del área de donde estás al sacar la foto. Tengo algo de "miedo" al ruido que pueden generar 12MP, pero aun no las he comparado, ni he podido utilizar los datos de posicionamiento que graba en el EXIF (por ejemplo, ver si puedo localizarla en un mapa de Google o algo así). Cuando tenga un rato y vea realmente en que puedo usar esa información, lo comentaré. Por desgracia, no la tenía conmigo mientras hacía el castillo (5 torres externas, una interna más alta (era un castillo, no una alcazaba), torre de defensa anterior, puente (no levadizo, me faltaba material), foso (sin cocodrilos). Desgraciadamente, como no había pedido un proyecto a un arquitecto, tuve que dejar que la marea lo tirase antes de que llegaran los inspectores municipales. Una lástima; para el siguiente, a ver si no me olvido la cámara.

lunes, 19 de julio de 2010

Novedades poco tecnológicas

En verano, aunque aun no estemos de vacaciones, las novedades tecnológicas dismunuyen y, a cambio, aparecen otras. Por ejemplo, este fin de semana me he quemado al sol (solo un poquito, para desgracia de mis enemigos), lo que no recuerdo desde los 70s. Segunda noticia, he pisado un escalapote (Scorpaena porcus), nombre en gallego para el cabracho y, no, no era una "faneca"; esta sí que ha sido una novedad, ya que en los 42 años de bañarme en el mar jamás había "sufrido" tal accidente. De nuevo, para desgracia de mis enemigos, solo fue de refilón y me dolió solo una media hora. Para aquellos que tengán curiosidad sobre el amable pececito, pasen por aquí. Es una página que acabo de descubrir muy interesante.
Estas son las noticias de los fines de semana veraniegos, muy poco tecnológicas.

PD. No, no me llevé el portatil; ni siquiera me llevé el reloj. Solo me llevé bañadores, pero los míos sin tecnología punta. El que quiera tecnología, que pase por aquí (me lo comentaban mientras pisaba fuerte con el pie para bajar el dolor).

miércoles, 14 de julio de 2010

Conexión de Calendar en Gmail

Hace unos días instalé en el ordenador de casa varios complementos de Firefox. Desde aquel momento al conectarme a gmail automáticamente me saltaba a Calendar y me estaba molestando bastante. Sospeché primero de Google Shortcuts, pero tras su eliminación me seguía pasando lo mismo, así que desinstalé Integrated Gmail, y con ello problema resuelto. Esto me dice que cometemos siempre los mismos errores:
1. Instalar varios complementos simultáneamente, con lo cual nunca se sabe de donde nacen los problemas y tenemos que ir eliminando uno a uno
2. Tengo demasiados complementos, así tarda Firefox en comenzar a navegar, y es más difícil averiguar el origen de los errores
3. No anotamos las cosas, con lo que nunca recordamos errores pasados una vez solucionados, y tropezamos en la misma piedra unos días después.
4. No nos fijamos en lo que les pasa a los demás, ya que en la red se dice que es un error conocido de ese complemento, pero no lo observé hasta ahora.
Podría recomendar a los demás evitar estos comportamientos, pero estoy seguro que yo mismo seguiré haciéndolo, así que aprendamos sobre nuestros errores, como siempre.

jueves, 8 de julio de 2010

Qué buenas noticias, creo

En algunos blogs observé con curiosidad y mucho interés que K3B en su nueva versión 2 ya puede grabar en BlueRay. Podemos comprobarlo en la página Web del propio programa (http://k3b.org/). Después, me puse a pensarlo fríamente y me di cuenta de que sí, probablemente sea una gran noticia, un programa sencillo de usar, fantástico en sus prestaciones, tan bueno como Nero, de código abierto y en Linux y que graba BR, pero a mi no me afecta. En primer lugar, no tengo grabadora de BR, y probablemente no la tenga nunca; ya ni siquiera uso la de Dvd salvo para instalar las versiones nuevas de Ubuntu. Segundo, no tengo tampoco BR en mi salón, por que la verdad no me interesa mucho; he visionado un par de matroskas tomados de BR con mucha calidad, pero por ahora no tengo pensado comprar ningún original, por que primero tendré que comprar una televisión con resolución adecuada. Tercero, creo que los discos y todo lo que conllevan están en vías de extinción; ocupan mucho, tardan demasiado en funcional, exige un grosor mayor en los portátiles (cosa que sé muy bien al levantar mi Toshiba y compararlo con unidades sin Dvd interno, que pesan mucho menos). Por favor, a mi que me den la información y los programas en ficheros pdf, iso o como sea y que la pueda pasar a discos duros o unidades flash. Sobre todo me gusta que los ordenadores arranquen desde unidades flash, que puedes llevar en el monedero; por ejemplo, uno con Slax para arrancar cualquier máquina por si falla algo; otro con clonezilla o riplinux o cosas similares para recuperar datos donde sea; uno más con Kaspersky Rescue Disk para salvar algún Windows cargadito de virus y troyanos y, mi último sueño, por si un día lo preparan, un Ubuntu autoarrancable en el que puedas añadir usuarios, ficheros e instalar y configurar programas y que los mantuviera para el siguiente arranque, estilo Slax. Con todo ello estaría feliz, y que se dejen de discos de 12 cm que ocupan tanto.
No, no me olvido de las películas. Que las puedas ver a través de la red y se dejen de llenarnos de unidades que ocupan tanto; si lo sabré yo, que tengo más de 15 metros de discos de música y más de 2 de películas. Menos mal que me libré de los 500 vídeos que tenía antes, por que si no no sé donde podría colocar tanto "plástico".

jueves, 1 de julio de 2010

Eliminación de antiguos kernels

Cada vez que arranco en el portatil en que mantengo Windows el amigo Grub me recuerda que mantiene a mi disposición unos cuantos kernels de Linux, y desde hoy por la mañana son 3, que con la recuperación son 6 líneas en el Grub, más la de windows, más... en resumen, llegó el momento de eliminar tanto material. No lo había hecho nunca, así que consultamos con el que más sabe, un tal Web a través de uno de sus medios de indicar lo mucho que sabe, otro listillo, Google.  A lo largo de decenas de blogs todo el mundo dice lo mismo

1- Saber cuantos tenemos

$ dpkg --get-selections | grep linux-image

Como respuesta obtenemos

linux-image-2.6.32-21-generic        install
linux-image-2.6.32-22-generic        install
linux-image-2.6.32-23-generic        install
linux-image-generic                        install

Así que realmente sobran algunos

2. Eliminación; la mayor parte del mundo dice

$ sudo aptitude purge linux-image-2.6.32-21-generic

con lo cual eliminamos ese paquete. Sin embargo, yo nunca he instalado a través de aptitude y seguramente dejará de estar en Ubuntu, así que seguí los consejos de algunos blogs más antiguos e hice

$ sudo apt-get remove --purge linux-image-2.6.32-21-generic

y con ello liberó 98MB, pero al mismo tiempo encontró mucho material que por lo visto no era necesario y recomendó el mismo sistema eliminar mediante

$ sudo apt-get autoremove

Al hacerlo eliminó paquetes varios hasta 120MB más (esperemos que no me arrepienta). Luego repetí para eliminar el paquete 22-generic y al hacer de nuevo autoremove ya no encontró nada más. En total, más de 300MB eliminados. Esto hoy no es nada, pero en aquella época no tan antigua en que el sistema no manejaba discos superiores a 512MB  (Windows 95, por si alguno no lo recuerda) sí era.

No olvidar que recomiendan no eliminar el último linux-image-generic, ya que es preciso para la configuración y actualización del kernel. ¡Cuántas cosas sabe la gente y comparte con los demás! o visto desde otro punto de vista, ¡qué pocos sabemos otros! Ahora esta solución ya la tengo en mi disco duro externo, también llamado blog, y ya me puedo olvidar de élla hasta la próxima.

Para terminar, he vuelto a cambiar la apariencia, por que la anterior me empezaba a parecer un poco fúnebre.