Aviso de cookies

sábado, 6 de septiembre de 2008

OpenOffice

Corrigiendo hoy boletines de problemas que mis alumnos me mandan para la convocatoria de septiembre me encontré conque dos de los trabajos habían sido guardados como docx. En teoría OpenOffice, desde la versión 2.4 (en Ubuntu ya tenemos en repositorios la 2.4.1) se deberían leer. Pues sí, así es. Perfectamente y sin ningún problema. Sin embargo algún compañero que usa la MS Office 2003 aún las está pasando canutas para abrirlos (para el que no lo sepa existen parches marca ACM... quiero decir Microsoft que hay que instalar para que Microsoft lea a Microsoft). Sí, sí, nada de instalación automatizada, ni, hay perdone, cuanto lo lamento que mi nuevo programa esté diseñado para que lo compres (>400€), así que no te vamos a ayudar en nada; a cambio tenga usted este"Paquete de compatibilidad de Microsoft Office para formatos de archivos de word, Excel y Microsoft" (oiga, menos mal que paga usted. Que magnífico servicio). Otra que me gusta mucho es "Complemento de Microsoft Office 2007: Guardar como PDF". Es decir, uno paga, y tiene que buscarse la vida para convertir los documentos propios en PDF, cosa que hacemos nosotros, los pobres que usamos programas gratuitos desde hace bastante tiempo, sin tener que instalar nada especial (oigan, y que calidad).
En resumen, hagan lo que quieran, que somos libres. Pero yo lloro por sus Euros, ya que ustedes no quieren llorar. Ah!, y no digan que no se atreven con Linux, que la OpenOffice, y antes StarOffice ya los usaba yo hace mucho tiempo bajo en imperio MS. Y hoy en día además disponemos de IBM para esto, y su antigua Symphony. No diran que no hay oportunidades para evitar gastos superfluos, sobre todo en estos momentos de crisis. Nunca se olviden de que hoy se puede comprar un ordenador por menos dinero (desde 300€) que lo que costaría el sistema operativo (creo que son 49€ Vista Home Basic) y MSOffice (desde 270€ creo, según versión). A ello sumen el hecho de que para instalar Vista necesitarán un ordenador más potente (y caro) que para instalar cualquier Linux y todo queda claro. Que tengan un buen fin de semana y piensen en la almohada sobre esto.

PD. Por si no lo había dicho, la OpenOffice se instala cuando se instala Ubuntu (y otros cientos de programas más). Se actualiza ella solita y si quiero algo especial, llamo a Synaptic (programa de instalación en Ubuntu), lo busca en los repositorios y me lo instala (unos 30 segundos, más o menos). Ah!, gratis. Sí, gratis. Y lo de grabar los documentos en PDF, eso desde hace mucho tiempo. Viene sin más en la OpenOffice. ¿No se lo creen?. Instálenla, aunque sea en Windows. Es algo más complejo que en Linux, pero en el link de OpenOffice piquen Download y ya le saldrá la versión del idioma que tiene señalado en Windows y el sistema. Lo bajan y ejecutan. Es legal. Quizá Windows quiera reiniciarse 3 o cuatro veces mientras tanto, pero al final la tendrán instalada.
El link que me señala a mi en estos momentos es para Linux, pero yo no lo necesito, que se me actualiza por su cuenta cuando sale una versión nueva. Y luego dicen que es imposible instalar en Linux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada